La Unión Europea y Estados Unidos acordaron iniciar conversaciones para poner fin a su disputa por los aranceles a metales comunitarios aplicados desde 2018 por Washington, por lo que el bloque europeo suspenderá temporalmente la introducción de una nueva ronda de tarifas prevista en respuesta a la acción estadounidense.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, la representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, y la Secretaria de comercio estadounidense, Gina M.Raimondo, anunciaron este lunes en un comunicado conjunto el inicio de las "discusiones para abordar el exceso de capacidad global de acero y aluminio".

En una reunión telemática la semana pasada, acordaron además "trazar un camino que acabe con las disputas en la Organización Mundial del Comercio (OMC) tras la aplicación por parte de EE.UU. de aranceles" a las importaciones europeas de estos metales, según el comunicado.

Ambas partes buscarán abordar las "preocupaciones comunes" sobre el exceso de capacidad y el "despliegue de soluciones efectivas, incluyendo las medidas comerciales apropiadas," para preservar sus industrias críticas.

En aras de crear un entorno constructivo para el diálogo, acordaron además evitar cambios en aquellos temas que afectan negativamente al comercio bilateral, por lo que la UE suspenderá temporalmente la aplicación de una segunda tanda de "medidas de reequilibrio" en repuesta a disputa por aranceles a metales que iban a entrar en vigor el próximo 1 de junio.

"Esto nos da espacio para encontrar soluciones conjuntas a esta disputa y abordar el exceso de capacidad global", dijo Dombrovskis en la red social Twitter.

El objetivo de la Bruselas y Washington es iniciar estas discusiones "sin demora" para encontrar soluciones "antes de finales de este año", según indicaron en el comunicado.

La relación comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos se deterioró durante el mandato del republicano Donald Trump, en particular a raíz de la imposición de aranceles del 25 % a las importaciones comunitarias de acero y del 10 % a las de aluminio.

La UE respondió a estas medidas con su propia tanda de aranceles a varios productos estadounidenses, entre ellos el whisky de tipo "bourbon", la mantequilla de cacahuete, los arándanos o el zumo de naranja.

Con la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden, ambas partes se han mostrado dispuestas a suavizar las tensiones y volver a estrechar lazos comerciales.

En el comunicado publicado hoy, la UE y EE.UU. subrayan que el exceso de capacidad global está "impulsado en su mayor parte por terceras partes" y que las distorsiones que este genera "plantean una seria amenaza para las industrias del acero y aluminio de la UE y EE.UU. orientadas al mercado".

"Como aliados y socios, que comparten intereses de seguridad nacional similares, como economías de mercado democráticas, EE.UU. y los Estados de la UE pueden asociarse para promover altos estándares, abordar preocupaciones comunes, y hacer responder a países como China que apoyan políticas que distorsionan el comercio", afirman. EFE

Comisaria UE de comercio viajará a Washington para pedir exenciones a aranceles

SHARE

comentarios