Se agudiza en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial

Se agudiza en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial.
Con la participación de miembros de la comunidad italiano-americana, que dijeron no sentirse representados por Colón y que gritaron consignas contra el colonialismo y el capitalismo, los asistentes a las protestas frente al monumento a Colón, levantaron su brazo derecho en manifestación de que continuarán luchando contra el racismo, representado en varios monumentos de la ciudad.

Como parte de la controversia nacional sobre racismo estructural, generada por varios casos de brutalidad policial, la ciudad de Nueva York ha visto en los últimos días el surgimiento y resurgimiento de protestas solicitando la remoción de varias estatuas conmemorativas de personajes históricos, cuya trayectoria está vinculada a casos de genocidio, supremacía racial y esclavitud.

Entre las últimas protestas se ha retomado el pedido de dos de los monumentos más icónicos de la ciudad, como son el de Cristóbal Colón, localizado en la esquina suroeste del Parque Central en la rotonda que ha dado el nombre a la intersección de Broadway con la calle 59, conocida como Columbus Circle; la estatua ecuestre de Theodore Roosevelt, frente a la entrada principal del Museo Americano de Historia Natural (AMNH) en el Parque Central, entre las calles 77 y 80 y más recientemente la estatua del primer presidente estadounidense George Washington, en el parque en su honor en el Village, al final de la Quinta Avenida, la cual ha sido incluso vandalizada con pintura roja.

Con carteles protestando contra las estatuas que promueven la disparidad racial, los manifestantes protestaron pacíficamente frente al monumento de Cristóbal Colón en la famosa rotonda en Manhattan.

Impacto ha publicado varios artículos al respecto y en esta ocasión presenta un giro novedoso de las protestas en busca de cambio, en el cual participan frontalmente grupos de nativo-americanos, -que incluyen a representantes de los países latinoamericanos-, en una expresión de solidaridad e identificación con la lucha anti-racista liderada por el movimiento Black Lives Matter.

 

Se agudiza en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial.
En la manifestación contra el racismo, se destacó la participación del líder Roberto Borrero (al centro), Presidente de la Confederación Unida de Pueblos Taínos, quien explicó sobre los elementos históricos que fundamentan el pedido para remover la estatua de Cristóbal Colón.

Líderes caribeños se unen a la lucha de Black Lives Matter contra el racismo

El jueves 30 de junio desde las cinco de la tarde, un grupo encabezado por líderes puertorriqueños, organizó una manifestación pacífica frente al Monumento de Cristóbal Colón, en la esquina suroeste del Parque Central de Manhattan.

El Comité organizador del Día de los Pueblos Indígenas en Nueva York (IPDNYC) (Indigenous Peoples Day New York Committee), que desde el 2015 ha organizado en la ciudad de Nueva York actividades alternativas para los pueblos nativos el Día de Colón, con el respaldo de varias agrupaciones, se pronunció para manifestar solidaridad y unirse en la lucha contra el racismo liderado por el movimiento Black Lives Matter, que a su vez apoya a los nativo-americanos en su lucha por justicia.

Varios miembros del movimiento Black Lives Matter expresaron su respaldo a los Nativo-americanos. Entre otras cosas activistas participantes expresaron: “Todos nosotros nos levantamos sobre el sistema, sobre el colonialismo y sobre el capitalismo”.

Públicamente presentaron un pliego de peticiones dirigidas primeramente al alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, en el cual le solicitan una reunión para tratar sobre el compromiso no cumplido, de añadir información histórica en el monumento a Colón en Columbus Circle, que aclare las atrocidades que Colón y su empresa descubridora provocó en los pueblos indígenas y en los africanos esclavizados, mientras se revisan opciones para la revocación del estatus de Patrimonio Nacional de la calle con la estatua de Colón.

En la manifestación participaron representantes de tribus indígenas locales y de grupos nativos de diferentes partes del continente, fundamentalmente de Puerto Rico, República Dominicana y Ecuador, con los cuales Impacto tuvo oportunidad de hablar.

Líderes de las tribus Ramapo Lenepe y los Schaghticoke entre otras cosas expresaron: “Nos han mentido y nos han manipulado, pongan la estatua en un museo o simplemente cambien la placa que se dedica a un héroe italiano, para aquellos que argumentan, manteniendo un símbolo de opresión en este lugar, recuerden esto: si la estatua permanece como está, ustedes están permitiendo una humillación a las generaciones de descendientes de la gente que sufrió largamente.”

Se agudiza en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial.
Con su penacho y su concha de caracol, llegó Román G. Pérez, taíno de Quisqueya, República Dominicana, quien inició su discurso con el sonido del caracol, que estremeció a todos los presentes.

LÍDERES CARIBEÑOS

Roberto Borrero, Presidente de la Confederación Unida de Pueblos Taínos, entre otras cosas afirmó que: “El Alcalde de Blasio y el Gobernador Cuomo están en el lado equivocado de la historia. Colón es un símbolo de genocidio, racismo, intolerancia religiosa y supremacía blanca. Nuestras comunidades deberían estar unidas en este tema. La estatua a Colón es parte de un fanatismo a un símbolo del supremacismo blanco, el Alcalde De Blasio nos ofreció que se dejaba la estatua pero que se incluiría información histórica, explicando lo que pasó con los nativos y africanos, porque Colón no es un héroe, es quien inició el comercio transatlántico de esclavos, eso no es algo que se deba celebrar y estamos aquí para hacer un recuerdo a la gente para que hagan un llamado al alcalde a que cumpla su promesa, hacer cambios a la estatua o encontrar las formas para removerla, porque es una atrocidad. No se trata de herencia u orgullo; esta es una discusión sobre hechos históricamente documentados de asesinato, violación, esclavitud e intento de genocidio de pueblos indígenas. No hay honor en esa respuesta a la declaración del gobernador sobre honrar la herencia italiana".

El liderazgo latinoamericano en el movimiento de reivindicación de los nativo-americanos en Nueva York, está comandado por activistas puertorriqueños, herederos de una larga tradición política en contra de lo que llaman “imperialismo”.

Román G. Pérez, taíno de Quisqueya, República Dominicana, La Vega, área de Santiago, está en el movimiento desde 1992, cuando se conmemoraron quinientos años de la llegada de Colón, expresó que apoya activamente el movimiento “porque no se está hablando la verdad, que no está escrita en los libros y que no se enseña a la juventud. Espera a su primer nieto y hace esto para las generaciones que vienen, para que no vean la misma historia que sus abuelos, padres y que él.

Entre otras cosas resaltó que “los taínos fueron el primer grupo nativo del continente en entrar en contacto con Colón en 1492” y que actualmente hay asuntos importantes, por ejemplo que en República Dominicana se intenta derribar una montaña para establecer una mina, sin pensar en el gran impacto destructivo al ecosistema de toda la región.

Otro líder puertorriqueño taíno Cliff Matías, quien dirigió la presentación de todos los participantes, entre otras cosas dijo: “En Nueva York estamos mucho más atrasados que en otros lugares como Seattle, San Francisco, Los Ángeles, tenemos que preguntar a nuestros legisladores y a nuestras autoridades, al alcalde y al gobernador, porque esto no es sobre Italiano-americanos contra Nativos Americanos o Afroamericanos, no es un asunto de ese tipo de conversación, es sobre lo que es correcto, sobre honrar a quien debe ser honrado, los italiano americanos están atados al símbolo de Colón por algunas razones erróneas, como dijo Roberto Borrero, por razones mitológicas. Colón ni siquiera fue americano, porque debe ser honrado como italiano-americano, él llegó a lo que ahora es República Dominicana, entonces, ¿porqué pedimos el pasaporte a los dominicanos, si es América?”

e agudiza en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial.
Entre los líderes representantes de grupos nativos de Latinoamérica estuvo presente Walter Sinche (Izq.), co-fundador y Director Ejecutivo de Alianza Ecuatoriana Internacional, con base en Queens, quien es originario de la zona austral de Ecuador, de donde proviene la mayoría de ecuatorianos en Nueva York.

LIDERAZGO ECUATORIANO

Walter Sinche, co-fundador y Director Ejecutivo de Alianza Ecuatoriana Internacional, con base en Queens, también estuvo presente respaldando la protesta pacífica. De raíces indígenas Cañari, nació en Cuenca y el rescate de la identidad ha sido un elemento permanente en su vida. Desde que emigró a Estados Unidos, -cuando tenía dieciocho años-, se identificó con un grupo llamado Quinientos años de resistencia. Apoya la acción del IPDNYC para que el monumento de Colón, no solo en Nueva York, si no a nivel nacional, sea removido de sitios públicos, porque representa para los descendientes de los grupos nativos, un atentado a su integridad y no un símbolo de progreso.

“El pedido además es de que no se celebren ventas en homenaje a Colón, entre otras cosas y me identifico con el movimiento como un ciudadano de este continente y del mundo, somos conciencia que viene al mundo y que se debe convivir con otras fuerzas, eso implica apoyar causas justas, no la historia que nos cuentan en la escuela de que Colón fue un salvador, es una trayectoria de resistencia histórica de más de quinientos años y poco a poco se va conquistando el reconocimiento a las nacionalidades nativas del continente, que son eliminadas de su propia tierra por agentes como ICE, seguimos en la lucha cada vez que sea posible, manteniendo viva esa sobrevivencia de nuestra identidad.”

Los líderes de la protesta entre otras cosas demandan del Consejo de Preservación Histórica del Estado de Nueva York, del Departamento de Educación y de la Cámara de Comercio, repensar sobre Cristóbal Colón, al que en varias ocasiones llamaron un mito. Desde hace varias décadas los grupos nativo-americanos han tratado de que se remueva la estatua en Columbus Circle y que se instaure oficialmente el Día de los Pueblos Nativos.

Mientras se promueve una re-clasificación del monumento a Colón para que se lo saque de la lista patrimonial y se instaure la celebración del Día de los Pueblos Nativos, el comité IPDNYC adicionalmente solicita a las marcas y comerciantes minoristas del área y de la ciudad, que finalicen su promoción de ventas del Día de Colón.

La protesta pacífica contó con un reducido número policial de control, sin ningún percance o altercado, duró tres horas frente al monumento a Colón y tenía previsto moverse a otro monumento del marino genovés dentro del Parque Central.

Para más información sobre actividades de los grupos nativo-americanos en Nueva York visite: www.ipdnyc.org

También el monumento en honor a George Washington, quien era identificado por los nativo-americanos como el exterminador, por liderar la aniquilación de los grupos nativos del actual territorio estadounidense y expropiarles sus territorios, es blanco de las protestas generadas por el movimiento Black Lives Matter, que lucha contra el racismo. (Foto Fox News)
Se agudiza. en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial
El monumento del ex gobernador y ex presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, será removida de la parte frontal del Museo Americano de Historia Natural, que ha reconocido es un símbolo de racismo y supremacía sobre los nativo y afro- americanos.
Se agudiza en Nueva York la lucha contra símbolos de supremacía racial.
La estatua del marino de origen italiano, Cristóbal Colón, quien financiado por la corona española emprendió la aventura que lo trajo a lo que creyó era la India, es parte de un gran monumento ubicado en la rotonda que lleva su nombre y en cuyo honor se realizan en la ciudad de Nueva York varias actividades cada octubre.

Controversia sobre estatua de Theodore Roosevelt

 

comentarios