La mayoría de los estadounidenses considera necesario que las autoridades locales den prioridad a la aplicación de las leyes de migración, según una encuesta de la Asociación Nacional de Jefes de Policía (ASA) conocida este martes.

"Frente al aumento de migrantes de América Central que llegan a Estados Unidos, los estadounidenses creen que las policías locales deberían dar prioridad a la aplicación de las leyes de migración", señaló el grupo.

Aunque cada día ingresan a EE.UU. por todas sus fronteras y aeropuertos unos 217.000 viajeros, para un total de más de 79 millones por año, según la encuesta realizada del 31 de marzo al 3 de abril por la firma Techno Metrica, son los migrantes del sur los que preocupan más a los estadounidenses.

La encuesta de una muestra demográfica nacional de 1.436 adultos, que admite un margen de error de más o menos 2,8 puntos porcentuales, encontró que el 42 % de los estadounidenses piensa que la policía local debería dar alta prioridad a la aplicación de las leyes de migración y otro 34 % opina que debería darse "prioridad moderada" a esa tarea.

Y el 80 % de los estadounidenses opina que las autoridades deberían hacer pruebas para la detección de la covid-19 a los inmigrantes que cruzan la frontera sur antes de transportarlos a otros sitios del país.

El gobierno no ha instituido tales controles de salud para los cientos de miles de personas que a diario cruzan la frontera, legalmente, para trabajar o por compras, ni en los puertos y aeropuertos de todo el país.

"Antes de transportar a los migrantes a otras partes del país, los estadounidenses prefieren que haya pruebas por la covid-19 y de ácido desoxirribonucleico (ADN), indicó ASA.

El 56 % de los encuestados cree que los medios deberían tener acceso irrestricto a los centros de detención en los cuales el gobierno tiene bajo custodia a miles de migrantes indocumentados, muchos de ellos menores de edad.

Advertisement

El Servicio de Control de Inmigración y Aduana (ICE) tiene actualmente bajo su custodia unas 14.000 personas, en tanto que la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) y el Departamento de Salud (HHS) alojan a casi 20.000 menores de edad que llegaron a la frontera sin compañía de padre, padre, o custodio legal.

El gobierno del presidente Joe Biden ha restringido en gran media el acceso de los medios a estos centros de detención, manteniendo la política de su predecesor Donald Trump.

El 67 % de los encuestados para ASA apoya la idea, que está a consideración del Departamento de Seguridad Nacional, para que se tomen muestras genéticas de los migrantes mayores de 14 años de edad que llegan a la frontera.

Activistas y defensores de los migrantes se oponen a la propuesta y señalan que es una violación de la privacidad de los recién llegados.

Casi el 80 % de los encuestados opina que las autoridades federales deberían informar a las autoridades locales, y obtener su aprobación, para la reubicación de migrantes en el interior del país. EFE News

Sobrepasa los 170.000 inmigrantes detenidos en marzo en la frontera

SHARE

comentarios